Razones muy importantes para cuidar el agua

Razones muy importantes para cuidar el agua

Cuando en nuestra vida cotidiana utilizamos algo constantemente, y comenzamos a volvernos dependientes de ello, es porque es verdaderamente importante su existencia.

Por lo que estrictamente se debe cuidar al máximo para seguir aprovechando su utilidad y seguir obteniendo sus beneficios. Así es el caso del agua, la cual está presente en cada actividad que realizamos.

Es por ello que cuidar el agua es fundamental en nuestra vida, y debe hacerse constantemente hasta que ya se vuelva un hábito, pero… ¿por qué? Tal vez aún no hayas analizado la importancia que tiene este líquido para nuestro subsistir.

De este modo, se te hará un poco difícil de comprender la importancia que implica su cuidado. Por ese caso, estás leyendo este post, donde al finalizar comprenderás de manera perfecta la importancia de cuidar el agua.

¿Qué es el agua?

Obviamente, no se puede cuidar algo, sin antes saber qué es. Pero como en este caso, estamos hablando del agua, es lógico que estés escuchando esta palabra desde temprana edad de tu vida.

Aunque seguramente muy pocas veces te has detenido a pensar un concepto que la describa y aún menos en la manera en la que ella influye de forma positiva en nuestra vida.

Entonces, el agua se describe como el líquido vital para el funcionamiento correcto del cuerpo humano, y hasta de los animales y plantas. En realidad, todo lo que se considera ser vivo, vive en dependencia del agua.

Se conoce que el cuerpo humano está formado por un 60% de agua ¿tanto porcentaje? Pues sí, de ese modo ya puedes observar e ir analizando la importancia que ésta tiene.

En el momento en el alguien suda, orina, vomita o defeca, está perdiendo líquido del organismo, por lo que de alguna manera debe ingresar la misma cantidad perdida al mismo ¿cómo lo hace?

Generalmente bebiendo agua y ésta debe estar 100% saludable, limpia y en buenas condiciones. Es fatal ingerirla cuando está sucia y, por ende, contaminada, por lo que surge la necesidad de poder cuidarla obligatoriamente.

Importancia del agua

Imaginar un mundo sin agua  sería algo terrible, ya que verdaderamente es fundamental que exista en nuestras vidas. Ponerse a pensar en las veces que ésta se utiliza diariamente es posible entender aún más cuanto se necesita.

Es importante en cada segundo de nuestras vidas, se puede vivir sin algo material y hasta dejar de comer por un tiempo esa comida favorita. Pero ¿dejar de usar el agua? Jamás, por lo que tú eres el único responsable de cuidarla.

El agua debe cuidarse por estas razones

Las razones para el cuido del agua son interminables, se le puede preguntar a varias personas y todas dirán algo distinto, por lo que se comprueba aún más lo importante que es.

En este momento te presentaremos una lista de los motivos para cuidar el agua y de este modo puedas concientizarte y poder hacerlo más a menudo, al igual que dispersar la información:

  • La salud depende bastantemente del agua, por lo que consumirla contaminada traerá enfermedades parasitarias e infecciosas
  • Es necesario evitar que se escasee completamente. Sin ella, no hay vida.
  • El cuerpo necesita mantenerse hidratado.
  • La higiene personal es fundamental, y ésta se consigue con el
  • Los alimentos antes de consumirlos o cocinarlos, deben lavarse.
  • Solamente un porcentaje del total existente, puede ser utilizada para labores domésticas.
  • Es necesaria para regulación de la temperatura, tanto corporal como ambiental.
  • Se considera el disolvente universal.
  • El sol evapora agua que es retenida en la atmósfera, luego a través de precipitaciones vuelve a la superficie, y es lo que podemos observar como “lluvia”.
  • En forma potable, existe en el planeta en muy pocos porcentajes, por lo que en los últimos años se ha reducido aún más debido a la contaminación de la misma. Definitivamente, es lo que se debe evitar.
  • Debido a la dificultad de conseguir agua potable, muchas personas deben ir a lugares muy lejanos para poder obtenerla.
  • La falta de este líquido vital, es una causa muy común de muerte, con un mayor porcentaje de niños.
  • Está presente en la formación y mantenimientos de las estructuras que componen el cuerpo humano.
  • Es imposible que un ser humano que no ingiera agua, pueda sobrevivir algunos días.
  • Al cuerpo humano ingresa grandes cantidades de agua, tanto bebiéndola como a través de los alimentos que diariamente se consumen.
  • Para el consumo, es necesario que sea potable y no salada, de lo contrario ocasionará graves consecuencias en la salud.
  • Diariamente, tanto por consumo como por utilidad, las personas utilizan 20 litros de
  • Lugares del hogar como la cocina y el baño, es donde con más frecuencia se utiliza.
  • En una ducha de tiempo prolongado, los litros utilizados son bastantes. Entre 90 y 180.
  • Así como se debe cuidar el agua, también debe hacerse con los grifos y tuberías por donde ésta sale, para así evitar consumos innecesarios.
  • Muchas sustancias existentes en el medio que nos rodea, pueden fácilmente ocasionarle graves contaminaciones que son fatales cuando está en contacto de esta manera con el ser humano.
  • Existen reservas subterráneas de agua, sin embargo, gracias al terrible cuido que se le ha dado, sólo una pequeña porción se encuentra libre de contaminación.
  • Su poder de contaminarse es muy alto, sólo bastará una pequeña dosis de gasolina para contaminar miles de litros de
  • Así como los seres humanos la necesitan, de igual manera los animales que depende de ella para vivir. Por lo que la contaminación ha llevado a una extinción notable de los animales acuáticos.
  • Para la realización de las bebidas comerciales (cervezas, refrescos, entre otros) se necesita una gran cantidad de
  • Aunque parezca algo increíble, para la realización de los medios en los que diariamente las personas se movilizan (automóviles, bicicletas, motos, entre otros) se necesita de este líquido.
  • Las plantas también son dependientes del agua, y a su vez, todo ser vivo necesita que existan las platas para la producción del oxígeno que respiramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *